Los majestuosos delfines de Aguadulce, con Equinac.