La bomba atómica que casi explotó media España, Palomares.